Inicio Investigaciones Proyecto mémesis, El hombre que perdió su sombra

Proyecto mémesis, El hombre que perdió su sombra

258
0

Educación Mediatizada. Proyecto Mémesis

(El Hombre Que Perdió Su Sombra)

Objetivo de la actividad:

Poner en escena la novela breve titulada El hombre que perdió su sombra a través de la creación colectiva entre docentes y estudiantes de la Escuela de español y comunicación audiovisual, con el fin de apropiar y usar elementos teóricos y prácticos de la educación mediatizada

Planteamiento del problema:

Al tomar como punto de partida los aportes del Constructivismo y de la Psicología Cognitiva se puede decir que en la educación mediatizada, (como ocurre en el aprendizaje por experiencia mediatizada), el lenguaje es el medio por excelencia para aprender y enseñar en el contexto, fuera del contexto, en una situación dada, en una situación hipotética, en un aula de clase o en un laboratorio. De allí que en función del conocimiento representado los docentes y estudiantes utilizan entre otras cosas la palabra oral o escrita, una película o un diagrama, y disponen sus modos de experiencia en los procesos de la enseñanza y del aprendizaje procurando una adaptación cognitiva, activa, cultural e incluso biológica para asimilar y usar el conocimiento (Bruner y Olson, 1973).

Entonces es gracias al signo (palabra, gesto, imagen¿), que el conocimiento se media (se transmite a través de uno o varios medios) y se mediatiza (se observa, se escucha, se hace algo con esa información y se experimenta para crear nuevas cosas, ideas, objetos y lenguajes).

El signo es medio, vehículo o medium (Guiraud, 1979), el signo está en medio de dos cosas (Peirce, 1988), lo explican la Semiología y la Semiótica que están relacionadas con las teorías del lenguaje, la comunicación, la educación, la psicología cognitiva y evolutiva, la neurociencia, la filosofía, la sociología y la antropología. Se trata entonces de lenguajes y diferentes modos de expresión (Argüello, 2010 ¿ 2011), en definitiva de signos, de los que nos servimos para representar, comunicar, y  conocer el mundo, como se ha sustentado desde Locke, de Saussure, Peirce, Wittgenstein y los sucesores de cada uno de estos pensadores.

Se entiende entonces que definir la educación mediatizada es un proceso que estando en construcción desde hace tiempo, a partir de esta línea de investigación permitirá identificar qué y de qué manera algunos aspectos de la Educación se transforman o permanecen constantes.

Y se espera que esto aporte elementos de juicio relevantes para que docentes y estudiantes comprendan, expliquen y apliquen este conocimiento. Precisamente en esta época la selección, el control y regulación del conocimiento, son procesos que ya no dependen exclusivamente de la Escuela, la Familia y la Iglesia, y son del dominio público y de la variedad de mediadores (los sujetos que median o que están en medio de la comunicación y de la construcción y transmisión del conocimiento, sus discursos, acciones, normas y valores), quienes actúan en diversos escenarios.

Son los políticos, los periodistas, las presentadoras de farándula, los guías espirituales, los deportistas, los líderes de opinión y tantas otras figuras mediáticas quienes ahora usurpan la función formativa de los medios e incluso de la Escuela y a menudo la banalizan, pues hoy la formación también está enmarcada en las relaciones sociales y los procesos de producción simbólica que están cada vez más mediatizados, es decir, bajo la interferencia de mediaciones e interacciones basadas en estos dispositivos, con medios que desempeñan un papel clave en la fijación de hábitos y creencias, así como en la consolidación de la lógica lucrativa en todos los ámbitos culturales (Moraes, 2007).

Quizá la educación mediatizada no sea algo nuevo, sino una nueva manera de nombrar lo mismo, lo pasado, lo tradicional y también lo actual. Solo que con el uso de herramientas y conceptos adicionales producto de la  investigación, se ampliará el conocimiento educativo, se innovarán las didácticas, se motivará la invención y el espíritu crítico de docentes y estudiantes.

Esto ayuda a enfrentar las transformaciones de hoy, ya que nos encontramos ante un cambio en soportes, lenguajes, narrativas, escrituras, lógicas, pedagogías e institucionalidades, no sólo producto de la Globalización en marcha sino además como fruto de la revolución microelectrónica (Mejía, 2006)

Metodología:
  • Lectura de la novela El hombre que perdió su sombra de Adelbert von Chamisso, editada por Rodrigo Argüello.
  • Versión libre para la escena de Diego Leandro Marín Ossa y Rodrigo Argüello Guzmán.
  • Creación colectiva a cargo de estudiantes de la Escuela de Español y Comunicación Audiovisual
  • Producción de un documento teórico con la reflexión del proceso
  • Divulgación
 Resultados:
Dependencia:

Facultad de Ciencias de la Educación

Tipo de actividad:

Convocatoria de Extensión Solidaria y Cultural

Modalidad:

Convocatoria Financiacion Proyectos De Extension Social Año 2013

Dirección general: Diego Leandro Marín Ossa

Deja un comentario:

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa aquí tu nombre